Los dermatólogos recuerdan extremar las medidas de prevención e higiene este verano

Madrid, 23 de julio de 2020. Las altas temperaturas se empiezan a notar desde hace semanas y la radiación solar está en sus niveles más altos, lo que puede provocar numerosos problemas dermatológicos, especialmente este año en que el confinamiento ha impedido a la piel adaptarse progresivamente al sol. Por ello, los dermatólogos llevan tiempo alertando de la necesidad de actuar con especial cautela a la hora de salir a la calle, acudir a playas o piscinas e incluso al hacer deporte al aire libre.

 

 

<img alt="NP Consejos Dermatología Verano" src="/PublishingImages/CONSEJOS-DERMATOLOGIA-Dra.Sanchez-Aguilar-web.jpg" style="BORDER:0px solid;" />https://www.hmhospitales.com

“El confinamiento ha provocado que la piel no se haya podido adaptar de forma progresiva, pero también ha incrementado la necesidad de aire libre y de sol. Queremos disfrutar, y debemos hacerlo, pero protegiéndonos más que nunca”, señala la Dra. Dolores Sánchez-Aguilar Rojas, dermatóloga del Hospital         HM Rosaleda de Santiago de Compostela. 

La primera recomendación siempre es el uso de protección solar adecuada al fototipo de cada persona y al tipo de piel. “Los dermatólogos insistimos mucho en la necesidad de usar protección solar, tanto en el ámbito profesional como en el lúdico. Es importante conocer nuestro tipo de piel y protegerla adecuadamente. Las personas con pieles más claras, que se queman fácilmente, deben extremar las precauciones”, indica la Dra. Sánchez-Aguilar. 

“Ahora hay muchas opciones para consultar el índice de radiación ultravioleta y actuar en consecuencia”, añade la dermatóloga de HM Hospitales, al tiempo que destaca el uso de ropa adecuada, sombrero y gafas de sol como la mejor protección, además de evitar la exposición directa entre las 12:00 y las 16:00 horas. 


Gel hidroalcohólico y sol   

Con respecto al temor que provoca el uso del gel hidroalcohólico, la especialista señala que éste no tiene porqué producir fotosensibilidad. Estos geles, que contienen alcohol en mayor o menor cantidad, tienen un efecto antiséptico pero también secante. Ello provoca que un uso constante pueda resecar la piel, por lo que es muy importante hidratarla mucho. 

“El uso de estos geles puede dejar la piel más sensible y esto se agrava con el uso de algunos perfumes o de otros componentes, como conservantes, que pueden tener efectos fotosensibilizantes en contacto con la radiación solar. Además, mucha gente sufre problemas de piel, como dermatitis o psoriasis y el estar aplicando constantemente estos geles puede provocar problemas, por lo que deben extremar las precauciones”, apunta la dermatóloga de HM Hospitales.   


Cuidar la piel con las mascarillas

El uso de mascarillas, sobre todo en aquellas personas que las tienen que utilizar de forma constante por su trabajo, acaba ocasionando problemas que se agravan con las altas temperaturas. “Empezamos a ver en la población patologías que eran ya frecuentes en profesionales sanitarios, como dermatitis de fricción y dermatitis de contacto irritativa, en las zonas en que hay más contacto entre la mascarilla y la piel: el puente nasal, detrás de las orejas o en las mejillas”, explica la Dra. Sánchez-Aguilar. Igual que ocurre con el gel hidroalcohólico, en las personas que presentan algún problema, como dermatitis seborreica, rosácea o acné, estas patologías empeoran con el uso de la mascarilla. 

Para evitarlo o minimizar sus consecuencias todo lo posible, la dermatóloga recomienda una buena higiene al retirar la mascarilla y el uso de cremas hidratantes adecuadas al tipo de piel y a la edad de la persona, así como evitar el uso de maquillaje, ya que tiene un efecto oclusivo y puede empeorar estas patologías de base y provocar una irritación aún mayor. 

To Top